CHUBUT GESTIONÓ APORTES PARA DESARROLLAR UN PROYECTO PARA EL CONTROL DE PREDADORES

Se trata de una ayuda económica a través de la Ley Ovina.

El Ministerio de la Producción del Chubut, conducido por Pablo Mamet, en conjunto con la Comisión de Sanidad Animal, gestionó a través de la Ley Ovina un aporte económico para un proyecto piloto de control y disminución de ataque de predadores al ganado ovino en la zona noreste de la provincia del Chubut.
Se trata de un aporte de 697,960 pesos que se destinará al proyecto en esa zona que consta de 54 establecimientos con una superficie modal de 10 mil hectáreas, la mayoría son productores ovinos y algunos que se dedican a la actividad bovina o mixta.

 


PROYECTO

Al respecto el ministro de la Producción, Pablo Mamet, subrayó que ¨el esquema del trabajo planteado busca el menor impacto posible en la fauna autóctona. EL control de los predadores que atacan ovinos preserva la especie y, a través de ella, el control de los herbívoros que compiten por los recursos con el ganado doméstico”.
“Llevando a la práctica este tipo de control, se puede asegurar que no existe impacto negativo en el ambiente y se logra con el tiempo mejorar las condiciones para el desarrollo de la ganadería en nuestra región porque es muy positivo que los productores vuelvan a apostar al campo¨, afirmó.
Mamet detalló que “este proyecto tiene como fin específico realizar el control selectivo de predadores ´problema´ con el objetivo principal de reducir los daños que ocasionan sobre la ganadería ovina, asegurando la persistencia de las poblaciones silvestres bajo la normativa de la Dirección de Fauna y Flora Silvestre, validando la metodología de trabajo a fin de poder replicarla en años siguientes o en otras zonas con el mismo inconveniente”.
Además “pretende contribuir a la generación de las garantías necesarias para que los dueños de los establecimientos vuelvan a producir o sigan haciéndolo. Para ello se plantea combatir la principal problemática que deben afrontar como lo es el ataque de los pumas, entendiendo que solo la ocupación plena del área por ganaderos y hacienda aportará la solución definitiva”.
El ministro sostuvo que “de la ejecución de este proyecto se espera en primera instancia la disminución de las pérdidas de ganado ovino a causa de ataques de predadores que ayuden a generar las condiciones necesarias para incrementar la producción, ya sea por el aumento de la productividad de los ganaderos que se mantienen en actividad, como también por aquellos que en su momento decidieron retirarse y hoy se encuentran con ganas de retomarla”. 
Por otro lado “esperamos validar o ajustar esta metodología de trabajo tanto desde el punto de vista técnico como de interacción público-privado, para poder abordar la misma problemática en otras zonas de la provincia”.


 

Volver