PREVENCIÓN DE INCENDIOS: EL MUNICIPIO REALIZA PODA Y LIMPIEZA EN BOSQUE COMUNAL DEL BADÉN

La Municipalidad de Esquel, a través de la Secretaría de Ambiente, encara fuertemente la poda y limpieza en un sector de bosque comunal del barrio Badén. En este marco se están llevando a cabo tareas de poda de todos los ejemplares afectados por los últimos incendios y que han sobrevivido, en un plan de trabajo en 50 hectáreas ubicadas en las laderas de dicho barrio.
La eliminación del material combustible, sumado al buen uso y cuidado de estos espacios por parte de los vecinos, asegura el mantenimiento y crecimiento de estos grandes parches verdes protectores de suelo.
El subsecretario de Espacios Verdes de la Secretaría de Ambiente, Daniel Hollman, explicó que “esta tarea se está llevando a cabo con una cuadrilla que se contrató para tal fin y se destinarán alrededor de noventa mil pesos para concretarla. Se trata de un sector que sufrió un incendio hace dos temporadas y se están podando los árboles que no se quemaron. Y también estamos realizando la limpieza correspondiente”.
Por ahora “estamos trabajando en ese sector porque tenemos los fondos para afrontar los gastos. Abarcaremos aproximadamente una superficie de 50 hectáreas”.

PREVENCIÓN
Indicó Hollman que uno de los problemas que existen, sobre todo durante la temporada de verano, “son los incendios forestales que, en su gran mayoría son intencionales y provocados por el hombre”. En este sentido “es importante tener precaución de no realizar fogones en lugares donde no está permitido, para poder prevenir así cualquier incendio forestal”.
Sostuvo que en Esquel los bosques comunales “son muy importantes porque cumplen muchas funciones. Principalmente son forestaciones que embellecen la ciudad y tienen la función de contener el suelo en las laderas que están forestadas. También sirven para la recreación de la población porque, la gente realiza paseos por estos lugares y realiza diferentes actividades deportivas y recreativas. Hay gente que hace recolección de hongos”.
Entonces, los bosques comunales “cumplen múltiples funciones y en este sentido es muy importante que los cuidemos. Sobre todo de los incendios forestales porque, son la amenaza más grande que tienen”.
Manifestó Hollman que “el manejo adecuado del bosque, a través de poda y raleo, uno de los objetivos principales que tiene es disminuir el riesgo de incendio. Porque si están bien manejadas las forestaciones el fuego pasa entre el bosque y no hace que los árboles se mueran”.

 

Volver