LOS  CAMBIOS ESTRUCTURALES EN EL ISSYS SON ACORDES A LA  REFUNCIONALIZACIÓN PLANTEADA POR EL GOBIERNO  PROVINCIAL

 

El directorio del Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS) emitió hoy un pronunciamiento en el que dio a conocer a la comunidad y especialmente a los afiliados su postura respecto de diferentes hechos que han tomado estado público en las últimas horas.

 

El comunicado del directorio expresa lo siguiente: “Durante los últimos días  el Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS), más comúnmente  conocido  por SEROS  se ha  visto invadido por una serie de manifestaciones, que  llegado  este punto se hace necesario  aclarar:

Las recientes resoluciones  del Directorio  de ninguna manera  incorporan a NINGUN nuevo personal  a la planta de personal del Instituto, ni transitoria, ni definitiva, ni contratada, sino que en primer lugar se ordena la estructura del organismo determinando misiones y funciones y asignando  niveles de responsabilidad y en segundo lugar se asigna en el nuevo esquema definido al personal que ya venía trabajando en calidad de A CARGO es decir TRANSITORIAMENTE y de modo tal de permitir en un futuro los correspondientes concursos.

En cuanto al funcionamiento de las Secretarías de Presidencia y de Directorio, lo resuelto es el cierre de un conflicto que empezó hace más de un año y medio, donde los entonces  representantes de los empleados del Instituto solicitaron el análisis  de la situación y la importancia de organizar la estructura a la que se hace mención.

En tal sentido y luego de haber considerado el análisis y propuesta desarrollada por un profesional especialista en recursos humanos, este Directorio ha redefinido misiones, funciones y mayores responsabilidades, para luego asignar a cargo transitoriamente y hasta su posterior concurso a las mismas personas que se desempeñan en el área desde hace 10 años.

No puede dejarse de destacar que la conducción del Instituto llevada adelante por los cuatro miembros del Directorio, con la colaboración directa de las Secretarías en cuestión, se lleva adelante asumiendo en la práctica una mayor carga de tareas y responsabilidades específicas,  toda vez que desde diciembre 2015 no se ha cubierto el cargo de Gerente General, lo cual representa en el más estricto sentido de la austeridad que algunos hoy pretenden poner en duda un ahorro de más de 1,5 millones de pesos  anuales.

Por otra parte, y en relación a los procesos de control, se ha reflotado el Departamento de Estadística Médica, con una función importantísima para la obra social de cara a la indispensable modernización, sistematización y protocolización del control y la auditoría prestacional de nuestra obra social.

Nuevamente definida en primer término esta refuncionalización, se ha asignado a cargo transitoriamente y hasta su posterior concurso a los profesionales que ya se encontraban trabajando en la materia, sin que bajo ningún punto de vista se hayan determinado remuneraciones caprichosas al azar, sino que se les asignó la retribución que corresponde a esa categoría institucional.

En una primera muestra de lo atinado de la decisión tomada, y en línea con el cuidado de los recursos, en poco tiempo ya se han producido mejoras en el funcionamiento del control previo, detectando y corrigiendo el funcionamiento del sistema de validación on line, analizando y determinando prácticas trazadoras de gastos por especialidad médica, motivando la justificación o el débito correspondiente, todo lo cual repercutirá reduciendo el gasto anual de la obra social en una cifra varias veces millonaria.

Frente a toda esta situación, hoy de conflicto, que afecta el normal funcionamiento de todas  las funciones  de la institución, sólo  nos resta  indicar que todo el trabajo del Directorio y las distintas Direcciones responsables se enmarcan en  lo que determina la ley a  la  que nos encontramos todos sujetos, por lo que  estamos convencidos de que  las diferentes decisiones  analizadas hace varios meses,  implican un  mejor funcionamiento de cara a la optimización y mejora de procesos en el Instituto.

Es importante  también, dejar en claro, que  las diferentes actitudes  que se generan por los medios  públicos y las redes sociales, nos llevan a pensar que mejorar los procesos administrativos y de control o auditoria, puede estar  tocando intereses  personales  e individuales que no estamos dispuestos a  aceptar.

Son momentos en que la falta de respeto hacia las Instituciones, hacia las personas y fundamentalmente hacia la ley, deben encontrar su límite. Por tal motivo, estamos convencidos que   nos encontramos  en el camino correcto, trabajando con total austeridad y responsabilidad cuidando los intereses  de los únicos dueños del ISSyS: los afiliados”.

 

         


 

 

Volver