IPV "EMPROLIJAR" NO ALCANZA

La provincia del Chubut, consecuencia de la catástrofe que ya vivimos por el cambio climático, y afecta a miles de conciudadanos que han perdido todo, necesita implementar una política habitacional que de respuestas concretas en el menor tiempo posible.

El Informe Síntesis Auditorías FONAVI y Programas Federales 2014 brinda datos que demuestran que "emprolijar" al IPV, como dijo el gobernador Mario Das Neves, no brindará las soluciones que 35 mil anotados en el Registro del Instituto, necesitan, y en particular los miles de vecinos damnificados de Comodoro Rivadavia.

En el cuadro con las diferentes metodologías utilizadas para la selección de aspirantes y la adjudicación de viviendas, se lee sobre Chubut lo siguiente. Registro de demanda:  Sí. Número de Inscriptos: 1.656.  Alcance del Registro:  Total, permanente, informatizado. Selección de Adjudicatarios: Demanda Libre: puntaje. Entidades Intermedias: Selección a cargo de la entidad. Obra Delegada: selección a cargo de Municipios. 

Hace un mes el Diario de Madryn publicaba una noticia donde el Presidente del IPV, Martín Bortagaray decía sobre la situación financiera del Instituto que: “está bien, pero lo que lógicamente ocurre es que el recupero de cuotas nunca alcanza, porque sabemos que hay cuotas de veinte pesos”. Y explicó que: “los planes viejos, al no haber tenido actualización, quedaron con cuotas muy bajas; hay un recupero muy importante, alrededor del 52 o 53 por ciento, en lo que vamos a trabajar para tratar de incrementarlo”.

Sabemos que Bortagaray hace poco que asumió en el IPV, y quizás todavía no termina de informarse convenientemente y por eso calificó como "muy importante" al 53 % de recupero de cuota que él anticipó que existiría.

El documento de Nación permite afirmar que si Bortagaray espera tener ahora solo un 52 o 53 % de recupero de amortización, estaríamos ante el más bajo de los años que van desde el 2005 al 2014.

En 2005 fue el 58.3. Año 2006 64.9. Alcanzó al 68.5 en 2007. Fue del68.7 en 2008. El 64.3 en 2009. En 2010 62.0 Subió al 62.2 en 2011. En 2012 65.7. En el año 2013 65.9. y en 2014 el 61.3 por ciento, nos animamos a pensar que Bortagaray estos números los ignoraba y son muchos millones de pesos los que dejarían de ingresar al IPV si se baja al 53 por ciento de recupero de cuotas de amortización.

Para una acorde política habitacional se necesitan miles de millones de pesos para viviendas en Chubut y los tendrá que disponer el Tesoro Nacional, esto es así. Hay que exigir y lograr que estos fondos que son imprescindibles lleguen a una provincia que tanto aportó sobre todo con el petróleo y gas desde hace muchos decenios. Es hora de una Reparación Histórica para Chubut.

Pero también el recupero de deuda es necesario para que el IPV pueda reinvertir en la construcción de más viviendas, y soluciones habitacionales. 

Para ello entre otras cosas habría que no solo terminar con las "cuotas inmorales" de 20 pesos y otros valores ilógicos. También se debería incentivar las cancelaciones totales, e implementar un Plan de Regularización de Deuda. Las modalidades y facilidades de pago que se ofrezcan deben apuntar a sanear deudas de morosos, pero también que sus beneficios contemplan y "premien" a los cumplidores, que sabemos que los hay.

Según el Informe de Nación en 2014 el Número de Inscriptos era de solo 1.656 postulantes. Ese dato irrisorio se debió a que al momento de redactar el documento nacional fue la cantidad que proporcionaron las autoridades de entonces del IPV, y esa cifra comprendía únicamente a los vecinos que habían sido re empadronados hasta ese momento.

El Alcance del Registro dice el documento nacional que es: Total, permanente, informatizado. El propio Das Neves afirma que ahora hay 35 mil anotados. Y lo de "informatizado" demuestra que el IPV tiene datos en formato digital que no quiere entregar a los diferentes pedidos de informes que han formulado por ejemplo las Diputadas Gabriela Marisa Dufour y Alejandra Beatriz Marcilla.

Esos datos se ocultan porque en el Instituto hay muchas viviendas que fueron mal adjudicadas, miles de unidades en manos de vecinos que nunca las deberían haber recibido. Esa es parte de la tarea que hay que solucionar en el IPV. Se debe determinar cuántas viviendas se entregaron indebidamente y proceder a desadjudicar a esos titulares que injustamente se beneficiaron en el último decenio en particular.

Muchos de ellos pagan, si es que pagan, cuotas "inmorales" como las de 20 pesos por mes que reconoce Bortagaray que existen actualmente, y más todavía se sabe de centenares por no decir miles de viviendas que quienes las recibieron las tienen "alquiladas", sin estar canceladas por parte de los inescrupulosos titulares de un bien que todavía es del Estado provincial.

Mario Das Neves no quiere que se investigue al IPV Chubut. Hay muchísimos que tienen la "colita sucia" y las responsabilidades de quienes otorgaron y recibieron viviendas en los últimos doce (12) años debían haber sido investigadas por los diputados que fueron designados para trabajar en tal sentido. 

La Ley XXV N° 56, se sancionó hace nueve (9) meses precisamente para investigar al IPV Chubut y hasta el presente nada, ya que los legisladores no han comenzado a cumplir con esa obligación, pero de esto Das Neves tampoco dice nada  hay dos diputados del Chu.So.Toy otros tres legisladores adherentes, que deberían haber empezado a investigar al IPV.

Hay que ir "hasta el fondo" contra la corrupción existente en el Instituto de la Vivienda. Con "emprolijar" no alcanza. Esta desgracia del cambio climático que empezamos a experimentar en Chubut, obliga a que de una buena vez se hagan las cosas como corresponde, que se brinden las soluciones que el Estado tiene que dar con urgencia y sin olvidar lo que dice el Papa Francisco, "los pobres no pueden esperar" y que "los corruptos no tienen amigos, solo cómplices".

Por Luis Dupuy
dupuy2019@gmail.com

 

Volver