PIDEN QUE ARCIONI, COMO PRESIDENTE DE LA OFEPHI, FRENE LA INTENCIÓN DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES DE INTEGRARSE AL ORGANISMO

El pedido es a través de un proyecto de Declaración presentado por el bloque Juntos por el Cambio que, en la Legislatura del Chubut, preside Manuel Pagliaroni. Repudia la intención expresada por el gobernador Axel Kicillof. Y exhorta a legisladores nacionales de la región y a los sindicatos a acompañar el reclamo.

 

El bloque Juntos por el Cambio, que preside Manuel Pagliaroni en la Legislatura del Chubut, presentó un proyecto de Declaración con el objetivo de expresar el “más enérgico repudio a la intención de la Provincia de Buenos Aires de integrarse a la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI)” que actualmente preside el gobernador chubutense, Mariano Arcioni.
El proyecto incluye el pedido a Arcioni para que frene esa intención, manifestada por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y por su subsecretario de Energía, Gastón Ghioni; y también que, tanto el Parlamento Patagónico como los senadores, los diputados nacionales de la región y los trabajadores del sector se sumen al repudio.
El proyecto de la bancada que integran también María Andrea Aguilera y Sebastián López exhorta a Arcioni “a respetar y revindicar el rol del organismo”, así como “frenar el avance de cualquier intento de avasallamiento no solo contra el organismo y las provincias que lo integran sino también contra el marco legal vigente en materia de hidrocarburos”.
En este sentido, la iniciativa insta a los Sindicatos del Petróleo y Gas Privado del Chubut y de Petroleros Jerárquicos a acompañar a Arcioni, como presidente de la OFEPHI, en el reclamo.
En los fundamentos de la iniciativa se indica que la OFEPHI “tiene por objeto la representación conjunta de las provincias productoras y que generan el recurso”, y que, por lo tanto, “resulta ajena a su integración cualquier otra provincia que no reúna las características de ser titular del recurso y, como tal, productora de recursos mineros e hidrocarburíferos”.
Agregó que las expresiones de los funcionarios bonaerenses “son un avasallamiento que no debería pasar desapercibido, no tan solo por las provincias miembros sino también por el resto, ya que, en un país federal como el nuestro, es ir directamente en contra del propio sistema de Estado”.
A esto se suma, añadió, “los reiterados anuncios del Gobierno Nacional en referencia a que la Ley Nacional de Hidrocarburos sería modificada”, pese a lo cual no se tiene “conocimiento alguno del contenido que se le pretende incorporar, lo que también enciende las luces de alerta a las provincias miembro”.
El proyecto menciona que Kicillof, en su discurso inaugural del período de sesiones ordinarias de la Cámara de Diputados, insinuó la voluntad de incorporarse al decir: “Queremos convertir a la provincia de Buenos Aires en petrolera. El petróleo crudo se produce en 10 provincias, muchas de ellas en la Patagonia, pero 80% se destila en la Provincia. No se carga petróleo crudo en los autos, sale por los puertos de la provincia. Es necesario encontrar un papel porque Vaca Muerta es una oportunidad en la cuestión industria”.
La iniciativa indica además que a Arcioni, como presidente de la OFEPHI y gobernador del Chubut, “no se le ha escuchado una sola palabra y ni un atisbo de reacción ante semejante intento de arbitrariedad”.
Además, el mandatario provincial “nada ha dicho sobre la preocupante opinión a favor de este pedido del jefe de Gabinete de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, Leonardo Álvarez, respaldando el pedido de Buenos Aires a integrarse a la OFEPHI”.
“Planteos de esta naturaleza agravan aún más el estado de incertidumbre general del sector, ante la baja internacional del precio del barril de petróleo y las consecuencias que esto genera en el escenario mundial, agravando la situación económica financiera y de inversión no solo en Chubut sino también en el resto de las provincias”, agregó
Ante ello, los diputados provinciales de Juntos por el Cambio consideraron que la Legislatura “no puede hacer oídos sordos ante esta situación y debe rápidamente articular los mecanismos necesarios para frenar cualquier tipo de acción lesiva e injusta para con los miembros de la OFEPHI”. 

Volver