LA INSTAURACIÓN DEL ESTADO POLICIAL


En relación al Proyecto de la Alianza Cambiemos por penalizar la protesta social mediante la modificación del código penal y la instauración de penas de cárcel para los que asistan a manifestaciones callejeras, ampliando los tipos penales al extremo de otorgarle carácter de peligrosidad a casi cualquier cosa (amén de que resulta inconstitucional penar la hipotética peligrosidad y no la acción delictual), debemos recordar que este es un objetivo trazado por el Gobierno de Alianza, que desde el Centro de Estudios Mariano Moreno venimos advirtiendo desde hace tiempo, puesto que como hemos dicho, el sistema neloliberal de gobierno no puede ser ejecutado sin un feroz Estado Policial que reprima a los díscolos, y que se instaura mediante la creación de un ‘otro peligroso’ del que hay que protegerse.


Es lo que se denomina, la gestión del miedo por el poder. Generan, mediante mecanismos estigmatizantes basados en prejuicios de clase, el miedo a determinado sector social, demonizando sus prácticas, para luego ante los reclamos de seguridad de las clases medias implementar la persecución penal a través de la creación de nuevas figuras delictuales para justificar así la instauración de un régimen policial.
El Estado Policial no es la respuesta al reclamo de seguridad, sino es la herramienta necesaria de las minorías acomodadas para poder llevar adelante un eficaz control social que detecte de manera temprana las manifestaciones contestarias al neoliberalismo y la organización de las clases populares conformadas por los hambreados, los sin techo, los sin trabajo, en fin, por los excluidos del sistema producto directo de las medidas económicas del neoliberalismo.-
El Estado Punitivo, es una bestia que devora nuestras libertades cíviles y personales, nuestra libertad de pensamiento, de asociación y de manifestación. El Estado Punitivo es el regreso al sistema feudal de gobierno, en el que los individuos somos meros instrumentos del poder omnímodo.-
Estemos alertas, pues el Estado Policial no distingue a sus víctimas: hoy irá por el piquetero, y mañana, cuando te quejes de que la plata no te alcanza, o de las condiciones laborales, irá por vos. El Estado Policial, va por todos aquellos que de alguna manera se oponen a los intereses de las corporaciones que hoy nos gobiernan.
Les pego abajo algunos fragmentos del artículo que publicábamos el día 24/septiembre/16 y el link por si quieren leerlo completo nuevamente. Hoy, lamentablemente conservan su vigencia. (https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1817846261764292&id=1781107388771513)
“…Pensamos que este doble estándar, se verifica en primer lugar, ya que se utiliza al delito de los pobres como chivo expiatorio para legitimar discursos represivos, cuya finalidad última es intensificar el Estado Policial, y con ello el control permanente a la población, el debilitamiento de las derechos civiles y las garantías individuales, utilizado esta disminución como herramienta de control social y como forma de detectar de manera temprana manifestaciones sociales de protesta o cuestionamiento del sistema, activando rápidamente la represión Estatal so pretexto de persecución de la transgresión a las normas y preservar de este modo la continuidad del sistema.-
En segundo lugar, porque el sistema capitalista necesita para sobrevivir un segmento social de excluidos, pues no sólo ésta lacerante realidad legitima las prácticas represivas y el Estado Policial permanente, sino que además, disciplina a los pocos incluidos en las clases bajas, medias – bajas y medias, ya no exclusivamente mediante la amenaza permanente y viviente de la indigencia y sus consecuencias, sino además, manteniendo a raya cualquier tipo de reclamo por mejoras laborales en general, y salariales en particular, pues en definitiva, miles laborarían por un sueldo miserable…”

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1909057729309811&id=1781107388771513

 

Volver