SOEME Y ZO DECIDIO EN ASAMBLEA INICIAR RETENCIÓN DE SERVICIOS EN RECHAZO A LA ULTIMA OFERTA DEL MUNICIPIO DE ESQUEL

 

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste se reunió esta tarde con los trabajadores en asamblea donde por unanimidad se decidió iniciar a partir de mañana una retención servicios en rechazo a la última oferta del Ejecutivo Municipal. La misma consistía en una suma de 2500 pesos en negro por única vez. 

 


Los trabajadores continúan con el pedido de aumento del 9% al sueldo básico que quedó pendiente de la negociación por la cláusula gatillo de la paritaria 2018. Cabe recordar que el municipio ya otorgó un 5,95% en enero cuando el gremio había solicitado un 16% en base al índice de inflación de 2018 que en la región patagónica fue del 50,6%. 
El lunes el Ejecutivo Municipal había ofrecido una suma de 1500 pesos por única vez que fue rechazada en asamblea por los trabajadores por ser insuficiente y en negro. 
En tanto en la jornada de hoy, cuando se desarrollaba una nueva asamblea de trabajadores en el gremio, el secretario de Hacienda, Matías Taccetta, realizó una nueva propuesta consistente en una suma de 2500 pesos por única vez.
Los trabajadores por unanimidad resolvieron rechazar la misma e iniciar a partir de mañana una retención de servicios por tiempo indeterminado con asamblea permanente. La misma comenzará a partir de las 7 horas del día jueves. 
El Secretario Adjunto del SOEME y ZO, Jorge Luis Antipan, manifestó que "el Ejecutivo Municipal ofreció 2500 pesos en negro, la asamblea no la aceptó y decidió continuar insistiendo por el aumento del 9% al sueldo básico".
Asimismo destacó que en el día de hoy se venció el plazo de la conciliación obligatoria por lo cual la Secretaría de Trabajo procedió a liberar a las partes. "Esto nos habilita a iniciar una medida de acción directa así que la asamblea decidió iniciar a partir de mañana una retención de servicios por tiempo indeterminado", explicó. 
Señaló además que "los trabajadores no quieren sumas en negro sino al sueldo básico".
Por último resaltó que "nuestro reclamo es legítimo, la gente está indignada y por eso decidió iniciar una retención de servicios", finalizó Antipán. 

 

Volver