TRATAMIENTO DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS DE ESQUEL


Hasta el año 1999 Esquel disponía sus residuos urbanos en un basural a cielo abierto en Valle Chico, espacio en el que se realizaban quemas continuas y en muchos casos se alimentaban animales de granja sin ningún tipo de control.


En el año 2000, en la gestión como Intendente de Rafael Williams, se solicita al CEAMSE (a través de su área de extensión) la realización de un proyecto ejecutivo que contemple el tratamiento de los RSU (residuos sólidos urbanos)
El 17 de Octubre del año 2000, se firma un Convenio Marco de Cooperación entre la Municipalidad de Esquel, La Municipalidad de Trevelin y la Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE),  ratificado por Ordenanza Nº232/00, y el Protocolo Nº1, que fija los alcances del trabajo encomendado por los Municipios al CEAMSE, estableciendo :  
-Estudios de Generación y caracterización de los Residuos Sólidos y Asimilables generados por los Municipios de ESQUEL y TREVELIN. 
-La elaboración del Proyecto Ejecutivo para la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos y asimilables, generados por los Municipios de ESQUEL Y TREVELIN para ser operado por un período de período de 20 años. 
El proyecto incluía  especificaciones técnicas para la construcción y operación de una planta de separación de materiales reciclables, metodología y secuencia de tareas para la producción de compost el diseño y cálculo de las estructuras necesarias para proceder a la disposición final de los Residuos Sólidos Urbanos y Asimilables generados por la Ciudad de Esquel y Trevelin aplicando la técnica de relleno sanitario y su correspondiente Manual de Operaciones y mantenimiento y la elaboración de un Plan de clausura de los actuales basurales. 
En el proyecto  se incorporó  un plan de comunicación. En una primer etapa se había solicitado la incorporación de un horno pirolitico, que a pedido del HCD de ese momento se descartó su instalación.
A partir de un acuerdo de trabajo con la Sede Esquel de la Universidad Nacional de la Patagonia, Facultad de Ciencias Naturales y el Municipio de Esquel,  se realizaron muestreos y pesaje de los residuos a fin de catalogar y conocer que tipo y cantidad de residuos se producían en la ciudad.
Ese mismo año se perimetró el basural a cielo abierto de Valle Chico, se destinó una máquina topadora y se comenzó con una tapada diaria con cobertura de tierra, a efectos de minimizar el impacto ambiental,  la voladura de bolsas y las quemas continuas por autoignición que se producían.
Una vez finalizado el Proyecto Ejecutivo de la Planta de Tratamiento, el área de Ambiente de la Provincia (autoridad de aplicación), llamó a audiencia pública, el Arq. Ongarato se manifestó en la misma, “oponiéndose al proyecto”.
En el año 2006 el Estado Provincial financia la construcción de la PTRSU, se firma un acuerdo marco incorporando a la localidad de Trevelin y el Parque Nacional Los Alerces para realizar el tratamiento a una escala que permita el mayor recupero de reciclados en la planta industrial.
Se finaliza la construcción de la Planta y su puesta en marcha tuvo como desafío el desarrollo de un plan de comunicación ciudadana importante, la recolección diferenciada y un trabajo con las  escuelas de la ciudad para lograr la mayor concientización trabajando conjuntamente con la comunidad educativa.
La etapa de puesta en marcha de la planta industrial no fue sencilla, dado que su optimización dependía de la separación “en origen” (en cada hogar) y de la recolección diferenciada los residuos orgánicos e inorgánicos, con sus días específicos cada uno de ellos.
El esquema de recolección tuvo sus variantes, todas ellas pensadas para hacer eficiente la separación en la Planta, minimizando riesgos para los operarios de la misma.
Paralelamente se trabajó para lograr el cierre y la cicatrización del basural a cielo abierto que tantos años tuvo la ciudad de Esquel en Valle Chico. Con el financiamiento del Estado Nacional a través de un financiamiento para municipios turísticos se desarrolló el proyecto ejecutivo y la construcción de las obras de saneamiento y monitoreo necesarias para la clausura definitiva del basural de Valle Chico, situación que hoy permite desarrollar una urbanización importante en ese sector.
La planta ha sido orgullo de la comunidad de Esquel, la separación adecuada y la visión de la gerencia de la misma, han sido una generadora de emprendimientos productivos de los más diversos, que reafirman que es posible tener cuidado ambiental, educación y trabajo a partir de la gestión adecuada de los Residuos urbanos.  
Ing. Norma Arbilla

Volver