INCENDIO EN EL IPV CHUBUT


Señor Gobernador Mariano Ezequiel Arcioni, muchos diablos anduvieron y andan por el IPV Chubut. Le sugerimos indicar al nuevo Presidente del Instituto, Arq. Carlos Alberto Simionati, extremar las medidas para evitar un incendio, u otra catástrofe en alguna de sus múltiples dependencias.


Usted conoce, y en primera persona, que hay una Ley, la XXV-56 que manda controlar al IPV Chubut desde el 10 de diciembre de 2003 hasta el presente, ya que le tocó a usted presidir la Cámara de Diputados el día que se sancionó la Ley.
También presidió la Sesión el día en que se designaron a los Diputados Javier M. Cunha, Sergio M. Bruscoli, Viviana Navarro, Alfredo Di Filippo, Manuel Pagliaroni, Alejandro Albaini y Roddy Ingram, para hacer la investigación, y bien sabe que nunca dieron inicio a esa obligación.
Como si algo faltara fue usted quién finalmente promulgó esa Ley, estando a cargo del Poder Ejecutivo, firmando el Decreto 1124, el 3 de agosto de 2016.
Lo acontecido durante mucho tiempo en el IPV Chubut, puede llevar a la cárcel a muchos funcionarios y también a empresarios corruptos.
Con este despertar de una parte de la Justicia Provincial, a partir de la denuncia efectuada por los Diputados del PJ-FpV Gabriela Dufour, Alejandra Marcilla y Blas Meza Evans, tras analizar documentación del denominado sobre bomba, y que derivara en diferentes ramificaciones, hay por estos días en Chubut  muchos delincuentes que están nerviosos.
Señor Gobernador también sabe usted que desde hace mucho tiempo diferentes autoridades del IPV se niegan a contestar Pedidos de Informes. Tanto los presentados por Diputados, Concejales como los de Rawson, o este escriba.
El Presidente anterior del IPV, Juan Martín Bortagaray, el 1 de febrero de 2017 llegó a pretender justificar la no entrega de la documentación requerida aduciendo que la misma era muy voluminosa y que se dificultaba la reproducción en corto tiempo, y agregó que no contaban con toda la documentación en Formato Digital.
Pasaron catorce meses y nada de nada. El IPV sigue sin abrir sus comprometedores archivos. Parte de esa información hace muchos años que se solicita. En oportunidades anteriores la justificación fue que las delegaciones del interior y los municipios no mandaban a la sede central las informaciones requeridas.
Se le sugiere, Señor Gobernador que ordene extremar las medidas de seguridad en resguardo de los Agentes del Instituto y de la documentación que con tanto celo se impide que sea conocida públicamente desde hace mucho tiempo.
Hay varias centenas de personas preocupadas, y que son presuntos partícipes en ilícitos. Y todos ellos se verían beneficiados si desaparecieran pruebas en algún siniestro. Nos han llegado comentarios de que en algunas de las dependencias del IPV no tienen óptimas condiciones de seguridad, y estarían en riesgo vidas humanas, patrimonio del Estado y también muchos expedientes comprometedores.
En lo que va del año 2018, hasta donde conocemos y recordamos, el IPV Chubut ya recibió cinco pedidos de informes distintos. Los presentaron, por separado, los Diputados Eduardo Conde, Gabriela Dufour, Cecilia Torres Otarola, el Concejo Deliberante de Rawson y quien escribe.
El Arq. Carlos Alberto Simionati, deberá dar respuesta a estos cinco pedidos de informes. Es de presuponer que después de 35 años de prestar servicios Simionati en el Instituto de la Vivienda, debe conocer como nadie, lo bueno, lo malo, y lo muy feo del IPV Chubut.  
Es de esperar también, que usted acepte ésta sugerencia tendiente a evitar que el diablo meta la cola una vez más, y que se tomen las medidas de prevención que estuvieren faltando para que no se produzca un incendio u otro siniestro, que causen pérdidas humanas, de bienes del Estado y de expedientes con valiosa información.
Por 2023dupuy@gmail.com

 

 

Volver