MENNA LLAMÓ A “PRESERVAR LA INSTITUCIONALIDAD” PERO DIJO QUE “EL GOBIERNO DEBE ASUMIR SU RESPONSABILIDAD EN LA CRISIS”

 

El diputado nacional chubutense por Cambiemos, Gustavo Menna, lo dijo al referirse a la crítica actualidad provincial. En este contexto se puso a disposición “para realizar las gestiones que haya que hacer ante funcionarios nacionales”, ya que “tenemos la obligación de ser solidarios en la búsqueda de respuestas”:

El diputado nacional chubutense por Cambiemos, Gustavo Menna, se refirió a la situación económica y financiera de la Provincia. Consideró que “la situación es grave, la Provincia está muy comprometida” y, aunque instó a “preservar la institucionalidad”, dejó en claro que “aquí se deben asumir las propias responsabilidades, porque el actual gobierno es una continuidad de las administraciones peronistas de los últimos 15 años, y ahora es muy fácil haber sobreendeudado a la Provincia y pedir que lo arregle Nación”.
El diputado hizo hincapié en que “más allá del contexto, las soluciones deben encontrarse a través del diálogo por los canales democráticos. Hay que preservar la institucionalidad. La crisis no puede poner en jaque el funcionamiento de los mecanismos de gestión, y nuestro sistema de gobierno debe fortalecerse para encontrar las soluciones por todos anheladas”.
“Acá hay que ser claros: cualquier alternativa que no contemple la institucionalidad no es una solución sino sumar más problemas a una situación que ya es muy complicada”, insistió.
En ese sentido, Menna indicó: “Desde mi lugar, me pongo a disposición de las autoridades provinciales para colaborar en gestiones que haya que realizar ante funcionarios nacionales; tenemos la obligación de ser solidarios en la búsqueda de respuestas”.
Clima hostil
Menna expresó la preocupación por la situación de la Provincia, que “en los últimos 15 años ha sido gobernada por distintos sectores del justicialismo, y hoy tenemos 800 millones de pesos de déficit fiscal, con una deuda total que equivale a casi un presupuesto entero, con deudas con proveedores, dificultades para pagar los sueldos, y una crisis política considerable”. 
El legislador chubutense precisó que “la escalada del conflicto gremial, sumada a los distintos episodios que sacudieron a la opinión pública vinculados a la corrupción durante el actual gobierno, han generado un clima social cada vez más hostil, y es responsabilidad de quienes conducen el Estado encontrar las formas para encauzar la situación”.
“En Chubut tenemos un gran desorden. La Provincia desperdició una enorme oportunidad en los últimos 15 años, donde el flujo de ingresos fue enorme, sobre todo en materia de regalías”, dijo Menna, y agregó que “la crisis de Chubut no es un problema de ingresos, sino de mala administración y dilapidación de recursos”.
Puso como ejemplo “el crecimiento exagerado en la cantidad de empleados públicos cuya causa ha sido, evidentemente, buscar lugares para militantes y simpatizantes, porque obviamente no se generó con eso una mejora en los servicios que debe prestar el Estado, que son la educación, la seguridad y la salud”.
Ayuda permanente
En ese sentido, indicó también que “aunque quieren instalar que el gobierno nacional no envía recursos, hay ayuda permanente todos los meses. El propio gobernador ha dicho que esta semana viajaba al ministro de Economía para gestionar fondos para pagar el aguinaldo”.
“Incluso un estudio de un economista de Trelew, Facundo Ball, marca a las claras que la coparticipación creció y viene creciendo de manera muy importante desde el año 2015, con un incremento del 42% entre 2017 y 2018”, añadió. 
“Bienvenido sea lo que venga del Estado nacional -enfatizó-, pero vamos a tener que asumir que se emitió deuda, bonos, títulos en dólares durante la gestión de Das Neves, durante la gestión de Buzzi, y en esta misma gestión de Gobierno, del tercer mandato de Das Neves que continúa con Arcioni. Eso tiene una consecuencia”, sostuvo el legislador.
Y agregó: “El que hizo la planificación financiera, el que tomó la determinación de endeudarse en dólares, quienes avalaron ese endeudamiento, no pueden decir alegremente ‘que lo venga a pagar otro’. Es una responsabilidad primaria. Porque aún para recibir ayuda hay que dejarse ayudar y tener una planificación propia, que es lo que no se advierte”.

 

Volver