CHUBUT ESTÁ EN UNA SITUACIÓN CALAMITOSA: ES HORA DE QUE SE EXPONGA UN PLAN CONCRETO QUE DÉ ALGO DE ESPERANZA A LA GENTE”


Lo dijo el diputado nacional Gustavo Menna, como balance de la reunión a la que convocó el lunes el gobernador Arcioni y en la que, dijo, “no hubo ninguna precisión” acerca de la forma de salir de la crisis, sobre la que pidió al Gobierno Provincial que se haga responsable.

El diputado nacional Gustavo Menna (UCR-Juntos por el Cambio) indicó que Chubut “está en una situación calamitosa y es hora de que se exponga un plan concreto que dé algo de esperanza a la gente”, al observar que durante la reunión en la que el gobernador Mariano Arcioni convocó a los legisladores nacionales de la provincia “no hubo ninguna precisión” sobre la forma concreta de salir de la aguda crisis sobre la que, dijo, “el Gobierno Provincial se tiene que hacer responsable”.
Menna participó junto a los restantes diputados nacionales y los senadores en el encuentro que Arcioni convocó en la Casa de Gobierno, en Rawson, el lunes por la tarde.
Allí, afirmó Menna, “concurrimos con la expectativa de conocer un plan con medidas concretas para revertir la situación calamitosa de un Estado provincial que hace un año está paralizado”.
Sin embargo, sostuvo, durante la reunión “no hubo ninguna precisión: si existe ese plan, no nos fue comunicado. Y sin un plan no se va a superar esta situación gravísima. El tremendo déficit que padece la Provincia no se va a solucionar por generación espontánea”.
“En la reunión se nos dijo que se trabaja en medidas concretas, pero al otro día comprobamos que, mientras se incrementa la deuda para pagar el remanente de sueldos de marzo y los primeros rangos de abril, se siguen haciendo nombramientos en cargos políticos e incrementando el gasto improductivo”, agregó, en alusión a las designaciones publicadas en el Boletín Oficial del martes.


“Navegando en la nada”
En este sentido dijo que “no se puede seguir navegando en la nada, pidiendo todos los meses plata prestada para ir tapando agujeros”, en relación con la asistencia financiera que firmó la Provincia con Nación y que aprobó el martes la Legislatura.
Acerca de esos fondos indicó que “esta ayuda del Gobierno Nacional es, en verdad, un préstamo, que hasta el año pasado el gobernador despreciaba y criticaba”.
Pero ahora, dijo “pareciera que no hay coraje para plantarse frente al Gobierno Nacional. No se pide ninguna asistencia real para afrontar los salarios adeudados de marzo, abril, mayo, y los que vienen en breve por junio y el medio aguinaldo”.
Al recordar que antes de las elecciones del año pasado el Gobierno había manifestado en reiteradas ocasiones que Chubut era una de las tres mejores provincias administradas del país, Menna observó: “En un año pasamos de la mentira de ser la provincia mejor administrada, a pegarnos un frentazo con la realidad en julio del año pasado, luego de las elecciones provinciales, cuando el Gobierno no pudo cumplir con su obligación de pagar en tiempo los sueldos y el medio aguinaldo”.
“Y ese cuadro no solo no se superó, sino que se agravó mes a mes, y se llegó a este punto sin precedentes de tres sueldos adeudados para muchos agentes”, agregó.
Así, sostuvo que “toda la provincia está parada, y no de ahora, sino desde antes de la pandemia”, y enumeró: “No hay servicios públicos funcionando; ni lo más elementales como educación, en el que el año pasado los chicos perdieron medio año de clases, ni justicia, ni obra pública. Mucho menos hay planes de diversificación productiva o apoyo al sector privado”.


La deuda
En este escenario, marcó, “tampoco hay un plan para reestructurar la deuda: se viene hablando del tema desde noviembre y desde entonces ni siquiera se presentó un proyecto de ley para mandatar al Poder Ejecutivo a encarar negociaciones transparentes y enmarcadas en pautas legales claras”.
“Si se ha hecho alguna oferta a los tenedores de títulos, nadie la conoce porque no se ha cumplido con la obligación de hacer público algo tan relevante. En definitiva, hay una muestra de gran improvisación y no saber para dónde ir”, insistió.
En este marco se preguntó: “¿De dónde van a salir los recursos? Las regalías cayeron de u$s 33 millones en abril de 2019 a u$s 11 millones en abril de este año”.
Ante ello, “no lo escuchamos al gobernador reclamar al Gobierno Nacional tampoco por el decreto del barril criollo, que es un desastre que ni siquiera contempla a la Cuenca del Golfo San Jorge, ya que solo se dio precio para el Medanito, que es el petróleo de Neuquén”.
“La petrolera estatal ha parado inversiones y suspende los contratos a las empresas regionales y no vemos al Gobierno Provincial reclamando por ello”, dijo en referencia a YPF.
Y en este contexto enfatizó: “Parece que hay un temor reverencial al Gobierno Nacional y se sobreactúa la importancia de lo que no es más que un préstamo”.
El legislador nacional resumió: “La provincia está en una situación calamitosa y es hora de que se exponga un plan concreto que muestre un camino, que dé algo de esperanza a la gente, y de que se exija como corresponda un apoyo de verdad, concreto, importante, cuantioso, a Nación”.


Obligación
“El Gobierno Provincial -consideró- tiene la obligación, no la opción, de poner en marcha todos los servicios públicos y pagar los sueldos en tiempo y forma, no cuando se le ocurre. No podemos naturalizar este desastre de que paga cuando se puede”.
Agregó que “no hay razones para que una provincia tan rica esté en la quiebra”, y puso como ejemplo concreto que “en los últimos 16 años entraron más de u$s 8.000 millones de regalías extraordinarias por un precio nunca visto del petróleo, se tomó deuda por u$s 1.200 millones, en 2016 se recuperó la coparticipación plena sin quita del 15%, lo que generó el record de ingresos por esa vía”.
“Entonces, ¿cómo puede ser este desastre? El Gobierno Provincial se tiene que hacer responsable y explicarle a los chubutenses cómo y cuándo vamos a revertir esta situación”, finalizó.

Volver