VIOLENCIA DE GÉNERO: POR INCUMPLIR SE LE IMPUSO PRISIÓN PREVENTIVA


Está acusado por hechos de violencia cometidos contra su ex pareja y desobediencia a órdenes judiciales. Cuando se intentó notificarlo de la acusación pública no lo encontraron en el domicilio que había fijado. En audiencia el juez ordenó su captura. El lunes a la noche fue identificado por la policía en Esquel, ciudad a la que tenía prohibido ingresar. Fue detenido y llevado a audiencia. A pedido de la Fiscalía, el juez Martín O’ Connor dispuso su prisión preventiva hasta la realización de la audiencia preliminar.
El imputado cumplió prisión preventiva hasta el 12 de enero, en esa fecha se le impuso una medida sustitutiva. Fijó domicilio y se lo autorizó a desplazarse para trabajar por Aldea Escolar y Trevelin, más la prohibición expresa de ingresar a Esquel.
Hace veinte días, en audiencia se dispuso su captura para ser llevado a la audiencia preliminar, ya que no se lo encontró en el domicilio que había fijado para las comunicaciones procesales. Se lo investigó en relación a tres hechos de desobediencia y una tentativa de homicidio.
En la audiencia pública realizada el martes, la Fiscalía, representada por el fiscal Fidel González y la funcionaria Ruth Monge, requirió al juez la fijación de una nueva audiencia para tratar las acusaciones públicas y, hasta entonces, la permanencia del imputado en prisión preventiva, para asegurar su asistencia. Los acusadores indicaron que también se busca preservar a la víctima ya que siente fundado temor respecto del acusado.
O’ Connor fijó la nueva audiencia para el 13 de junio a la tarde. “…Hay por lo menos, dos comportamientos procesales incorrectos que a usted, y creo habérselo repetido en más de una oportunidad, que usted tenía absolutamente prohibido ingresar a Esquel. Sin perjuicio de eso, usted me desobedeció e ingresó a Esquel y además de ello usted tenía consignado un domicilio, también le ordené que usted no se podía ausentar de ese domicilio sin avisarlo a su defensor para que él avise al tribunal. Usted también hizo caso omiso de esa directiva y mudó su domicilio sin avisar a nadie. Por eso es que quedó en rebeldía y yo ordené su captura y detención”, le explicó el juez.
Por esta razón, y luego de corroborar la existencia de los peligros procesales previstos por la ley procesal, el magistrado dispuso la prisión preventiva hasta la próxima audiencia.
El defensor Marcos Ponce, solicitó que la medida se cumpla en la Comisaría Segunda por motivos de integración familiar.  

 

Volver